Alimentación pro salud digestiva = anti rosácea | Que Estés Bien
41510
post-template-default,single,single-post,postid-41510,single-format-standard,rad_rapidology,qode-core-1.0.3,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-2.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Alimentación pro salud digestiva = anti rosácea

A raíz del post anterior, sobre la conexión de la rosácea y tu salud intestinal, muchas chicas me escribieron pidiéndome algunos datos, más información y también contándome cómo les cuesta convivir con la rosácea.

Por eso quiero dedicarte este post, mi chica rosácea <3. Te contaré sobre una alimentación a favor de tu piel, que no sólo se reduce a la comida que lleves a tu boca sino también otras herramientas que te nutrirán en este proceso.

Y mucho ánimo, por que sé que quizá lo haz perdido. Pero, todo pasa querida, la piel que ves ahora no será la misma para siempre, te juro que puede mejorar, darle la  vuelta y ser tú la que manejes esta dolencia, no al revés.

 

¿Qué alimentos necesitas para reforzar tu sistema digestivo y por ende combatir la rosácea?

Probiótcos

Chucrut casero (colo morada fermentada)

En mi caso, fueron clave. Son bacterias esenciales para mantener el equilibrio en la flora intestinal. Aportan muchas enzimas, nos ayudan a absorber mejor los nutrientes y prevenir intolerancias alimentarias pues fortalecen tu microbiota y por ende el sistema inmune. ¿Dónde los encuentras?, en alimentos fermentados (encurtidos, kombucha, kéfir, chucrut, rejuvelac, yogurt vegetales, etc) o en suplementos.

 

Sabias que nuevas investigaciones revelaron que un 46% aproximadamente de las personas con rosácea padecen de un sobre crecimiento bacteriano y levaduras en el intestino delgado. Esta situación es un agravante para la rosácea.

 

Si decides consumir fermentados, observa con paciencia cómo reacciona tu organismo, ya que éstos tienen un alto contenido de histaminas y podrían desencadenar síntomas de rosácea en aquellos que padecen de histaminosis alimenticia, una condición bastante frecuente entre las personas con rosácea. Si éste es tu caso, visita al médico para pasar los exámenes y elegir un suplemento probiótico, además de realizar una revisión en tu alimentación a través de una dieta de eliminación.

Según la doctora Amy Burkhart, especialista en medicina integrativa, lo importante de destacar es que la tolerancia a la histamina parece mejorar cuando se tratan los problemas subyacentes.  Por ejemplo, cuando se tratan el síndrome del intestino irritable o el sobrecrecimiento bacteriano intestinal (SIBO), las reacciones a la histamina a menudo disminuyen.

 

Más comida real

Es decir alimentos no procesados, variedad de vegetales, frutas, frutos y semillas, menestras, germinados, superfoods, grasa buena, proteína de buena calidad, fibra. De pronto dejar de consumir alimentos que por mucho tiempo te acompañaron, es duro y cuesta. Aunque es necesario que te alejes por un tiempo, de los alimentos que inflaman tu mircobiota (población microbiana del intestino).

Los lácteos, el gluten y el azúcar (presentes en la mayoría de productos ultraprocesados)  son los principales agentes que alteran tu salud digestiva, también está el café, alcohol, el ají y otros irritantes. Es tu responsabilidad identificar cuáles son los alimentos que desencadenan un proceso inflamatorio que se manifiesta en la piel. A mi encanta recomendar para estos casos: un diario de alimentación, nada como hacer un seguimiento escrito a todo lo que comes y encontrar hallazgos que te dejarán con la boca abierta.

 

Otras formas naturales para combatir la rosácea:

Hidratación

Si la piel de un rostro normal necesita estar bien hidratado nivel 1, uno con rosácea debe estarlo en nivel 5. Una forma sencilla de hacerlo es con la sábila o aloe vera, retiro la pulpa y la aplico en mi rostro por unos 10-20min, tal cual una mascarilla. Además evita productos cosméticos astringentes o abrasivos, como las famosas mascarillas de carbón activado. Busca unas más humectantes.

No te olvides de consumir agua u otras bebidas naturales que te hidraten desde adentro

 

Prefiere productos especiales para rosácea

(no comerciales para pieles sensibles o con rojez por favor, contienen muchos químicos)

Lamentablemente no son baratos porque los importan. En mi primera etapa, usaba unas marcas argentinas que me recomendó mi cosmiatra (ella es especialista en tratar pieles así, ya que estudió cosmiatría precisamente para ayudar a su hija con esta dolencia), desde bloqueador y cremas hidratantes, me funcionaron muy bien.

Pero hace un buen tiempo prefiero productos naturales a base de insumos orgánicos. Como el maravilloso serum facial Prairie de Lou Botanicals, que no es exclusivamente para pieles como la nuestra, pero sí me hidrata muy bien. Otra opción son los aceites orgánicos (proveen muchos minerales, vitaminas y ácidos grasos, que aunque no creas ayudan a controlar la grasa de tu piel).  Elige los que  sean ligeros, frios y no generen comedones como el de jojoba, almendra, karité, entre otros. Explora, cada piel es muy diferente a la otra.

 

Controla tu nivel de estrés

No sólo es el estrés de ver tu cara roja y no saber cuándo pasará, sino el estrés diario. Para cualquiera de estos casos, sólo date un espacio, cierra tus ojos y respira por un par de minutos, respira profundo y lento, hasta que te calmes y te sientas mejor. Acto seguido aléjate de los espejos, a mi me pasaba que mirarme al espejo sólo aumentaba mi tristeza y anulaba mi autoestima. Aunque parezca que no mejoras, confía en tus esfuerzos, es un proceso, así que tenle paciencia a tu cuerpo.

 

Equilibra tu energía y emociones

Una de las terapias que me ayudó mucho para aquietarme y estar en paz, por lo menos hasta que  algo me perturbara jajaja, era visitar a una terapeuta para una alineación de chacras. Los chacras son centros de energía que están por todo nuestro cuerpo y si no están equilibrados, la energía no fluye bien, entonces nos podemos sentir desganadas, molestas, aceleradas, como bloquedas.  Incluso afecta a los órganos que comanda. Por ejemplo: Cuando el tercer chacra, ubicado en tu plexo, llamado Manipura se encuentra desequilibrado tenemos indigestión y otros problemas del sistema digestivo, baja autoestima, irritabilidad, entre otros síntomas. No era coincidencia que yo siempre lo tenia bloqueado cuando empecé el tratamiento de la rosácea.

 

 

Y por último, revisa tus dolencias con una mirada integradora, la rosácea no es una enfermedad de la piel, su origen esta en tu digestión e intestinos, y ellos son sensibles a cómo comes y lo que sientes.

 

Cuida de ti, ten paciencia y confía en los tiempos de tu cuerpo. Él es tu mejor médico.

 

Te mando un beso

 

Carla

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment