5 formas de enfocar tu energía para sentirte más saludable | Que Estés Bien
41638
post-template-default,single,single-post,postid-41638,single-format-standard,rad_rapidology,qode-core-1.0.3,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-2.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

5 formas de enfocar tu energía para sentirte más saludable

¿En qué enfocas tu energía cuando quieres sentirte más saludable? Te apuesto que lo primero que apareció en tu mente fue: comida. Yo también lo pensé cuando me hicieron esta pregunta.

 

Estamos acostumbrados a empezar a trabajar por donde nos sentimos más cómodos y está bien, pero debes de tener en cuenta que cuando salgas de tu zona de confort, ahí es donde encontrarás verdaderos retos y por ende crecimiento.

 

¡Claro! Si decides ver estos retos como una oportunidad para sanar y llegar a ese balance que quieres tu vida. Parte del camino,  también incluye sentirse frustrada, desesperada, triste, molesta, desconfiada, culpable…. No les huyas a estas emociones, acepta y continua, pero no abandones tu camino. Respeta los tiempos de tu cuerpo, son perfectos.

 

¿Qué es la salud para ti?

Para mí, lo  es todo y lo engloba todo.

 

 

Cada una de esas áreas, hay mucho más detalle en ellas, me nutren constantemente, son alimento para mi cuerpo (entiéndase al cuerpo como una unidad: físico, mente, emociones, energía).

 

¿Cómo así? , te doy ejemplos que a mí me ayudan en mi día a día:

✔ Las caminatas por las mañana me  activan y dan claridad mental para iniciar con el pie derecho

✔ Cuando me rodeo de gente positiva y amable, simplemente siento mi energía más elevada.

✔ Conecto conmigo cuando medito un momento al día.

✔ Cuando desayuno verduras, sentada  y sin prisa, mi digestión es  otra.

✔ Cuando un cliente ve sus avances y me agradece , mi corazón explota.

 

Todo esto influye en mi bienestar, me da balance, me siento saludable.

 

Entonces, el único camino para mejorar tu salud no es la comida , digamos que ella es un reflejo de tu vida  (cómo así?,  prometo que lo desarrollo en otro post) . Te das cuenta que puedes empezar por otros puntos de partida?.

 

Comparto contigo,  5 opciones dónde puedes empezar a enfocarte:

 

➱ Incluyendo más movimiento a tu día, analiza qué te conviene y qué deseas hacer realmente: algo pausado que relaje o algo más fuerte que te energice.

➱ Revisa qué práctica de autocuidado te ayuda a conectar más contigo o te da placer: caminar a solas, leer, meditar, pintar, bailar, ir a spa o peluquería, viajar, reactivar tu vida social y ver más a tus amigas, más contacto con la naturaleza, etc.

➱ Reflexiona sobre aquella relación que te está dando trabajo, allí hay un aprendizaje, quizá ahí está la causa de tu estrés o falta de apetito.

➱ Revisa algunos puntos básicos de tu salud: cómo estás durmiendo, te hidratas lo suficiente, cómo es tu nivel de energía, cómo es tu digestión, etc

➱ Si a lo que te dedicas en la vida no te llena por completo y te genera ansiedad sobre tu futuro, busca una fuente de pasión en tu vida y/o pide ayuda para encontrar cuál es tu propósito o como lo llaman los japoneses, tu Ikigai.

 

 

Toma consciencia ¿por dónde urge empezar a enfocar tu energía para balancear tu salud?. Tampoco trates de trabajar en todo al mismo tiempo, prioriza, ve paso a paso.

 

No importa por dónde empieces, mientras empieces.

No importa si te das cuenta que no era por ahí, recalcula tu camino (como hace Waze🚕 😉).

 

 

Hoy sólo quise darte algunas opciones o puntos de inicio que puedes explorar , a la par o antes de la comida. Cuando lo hagas, sin juzgarte por favor, sé amable con lo que ves, se paciente en el camino, sé compasiva contigo.

 

Sumérgete en este viaje desde el amor por ti.

 

 

Cariños

 

 

Carla

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment